¿Eres demasiado autocrítico?: 10 señales que te ayudarán a identificarlo

La mayoría de nosotros queremos ser y actuar de la mejor forma posible, y el autoanálisis puede servirnos como herramienta para medir nuestros esfuerzos y logros

Si bien el análisis es una forma saludable de observar nuestro propio comportamiento y aprender a superar las debilidades y los malos hábitos, a menudo se transforma en una autoevaluación.tener una autocritica excesiva

A menudo hacemos autocrítica de nosotros mismos en piloto automático y necesitamos darnos cuenta de ello y del daño que nos estamos haciendo, ya que la autoexigencia y perfeccionismo puede dar lugar a otras dificultades.

Señales autocrítica excesiva

Esta señales pueden ayudarte a identificar si eres demasiado autocrítico contigo mismo:

  • Te culpas a ti mismo por cada situación negativa.

Sientes que eres personalmente responsable cuando suceden cosas malas, y te atribuyes toda la culpa de forma automática sin tener en cuenta el resto de factores externos de la situación. Algunas personas pueden llevar esta tendencia a un extremo, por ejemplo, culparse a sí mismo por planear un evento en un día en que llueve.

La autocrítica excesiva puede afectar negativamente y generar una baja autoestima al no estar nunca conforme contigo

  • Te sientes mal por ti mismo como una persona completa, y no por los errores específicos que puedes cometer.

En lugar de decir, «Esta fue la forma incorrecta de hacerlo, la próxima vez podría intentarlo…» tiendes a generalizarlo con creeencias negativas sobre ti como: «Soy un fracaso». No te concentras en el comportamiento que causó el problema y en lo que se puede mejorar. Más bien, tienes pensamientos negativos sobre tu personalidad y tu persona de forma global. 

  • A menudo evitas tomar riesgos por miedo a equivocarte.

Te dices a ti mismo que vas a fracasar o que otras veces te has equivocado, y por lo tanto, terminas convencido de que la forma más segura de actuar es no hacer nada para evitar esa posible fallo. 

  • Sueles evitar expresar tu propia opinión.

¿Qué pasa si dices algo que no les gusta a los demás? Tal vez pienses que eres aburrido, o que no estás suficientemente informado para debatir sobre ciertos temas. Es normal sentir cierta inseguridad en algunos ámbitos o con personas con las que no tenemos tanta confianza, y por ello que nos cueste más dar nuestra opinión en ciertos aspectos.

Tener una autocrítica excesiva con nosotros mismos nos puede llevar a evitar expresar nuestra opinión por miedo a equivocarnos

  • A menudo te comparas con otras personas.

Puedes tener una tendencia a compararte con los demás y verles siempre de forma general mejores que tú. Eso tiene consecuencias para la autoestima y la seguridad en uno mismo, ya que pensaré que los demás siempre tienen virtudes o mejores o características mejores que yo.

  • Nunca estás satisfecho con los logros.

Hagas lo que hagas, siempre encuentras defectos en la forma de hacerlo. Puede que creas que si no puedes hacer algo bien, no deberías hacerlo. Sin embargo, es importante aceptar y entender que podemos cometer fallos,incluso cuando los resultados son positivos.

  • Tienes estándares demasiado altos.

¿Crees que no puedes ser feliz si no eres altamente inteligente, altamente atractivo, rico y súper creativo? Sin embargo, ¿es imposible satisfacer tus estándares? Este tipo de creencias dan lugar a una exigencia muy elevada y en muchos casos objetivos imposibles o muy difíciles de alcanzar.

Puedes saber si tus estándares son demasiado altos si los resultados que produces raramente, si es que alguna vez, coinciden con lo que querías conseguir. 

  • Preocupación y escenarios «qué pasaría si»…

Tiendes a anticipar el peor escenario de lo que puede suceder incluso antes de que suceda o de intentarlo. Sí, la preocupación excesiva puede ser una forma de autocrítica, especialmente cuando te preocupas de forma excesiva por el fracaso personal y anticipas el fallo.

  • Problemas con la imagen corporal.

Tal vez tengas problemas con tu apariencia física que no puedes dejar pasar. Esto tiene poco que ver con la apariencia real que tienes, y más con la forma en que te ves a ti mismo. Si nunca te ves lo suficientemente bien a tus propios ojos, estás haciendo una autocrítica hacia ti mismo negativa que puede generar otros problemas y dificultades.

  • Te cuesta mucho pedir ayuda.

Si pedir ayuda es una prueba importante para ti, ya que puede ser que lo veas como signo de debilidad o incapacidad, ¿Por qué tendrías miedo de parecer menos sólo porque necesitas ayuda? Lo más probable es que, bajo la superficie, te estés criticando a ti mismo.

Conclusiones sobre la autocrítica alta

Tener una autocritica por encima de lo habitual te perjudicará en tu día a día debido a que no llegaras a alcanzar las metas que te propusiste. Debido a la imposibilidad de completar dichos objetivos empezarás a sentir que estás fracasando y esto puede conllevar problemas psicológicos graves. La mejor manera que tienes para luchar contra tu propia autocritica es reflexionar sobre de lo que eres capaz para así poder fijarte unos objetivos asequibles que puedas cumplir. A veces es necesario pedir ayuda e ir al psicologo cuando no somos capaces de solucionar lo que nos perjudica.

Si te gustaría reducir tu autocrítica y autoexigencia, ponte en contacto conmigo
0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *