10 Frases que no le debes decir a tu hijo con ansiedad

Cuando la ansiedad en los niños se intensifica, es natural que los padres entren en modo de protección. Los padres pueden intentar resolver los problemas del niño, ayudar a su hijo a evitar los factores desencadenantes de la ansiedad y/o intentar diseñar un estilo de vida libre de preocupaciones.

Aunque hay ciertas adaptaciones que pueden ayudar a los niños ansiosos, y es una buena idea reducir el ritmo diario para disminuir el estrés general, los padres no pueden proteger a sus hijos de experimentar ansiedad. Es importante también conocer cuales son los síntomas de la ansiedad infantil.

Lo que sí puedes hacer es saber qué tipo de frases son perjudiciales para ellos:frases que no decir a tu hijo si tiene con ansiedad

  • No te preocupes por eso. 

No puedes quitarle el miedo a tu hijo diciéndole que no se preocupe. Ya está preocupado. Esta afirmación implica que las preocupaciones son inapropiadas o inaceptables. Un mejor enfoque es: ¿Quieres contarme más sobre tus preocupaciones?

  • No es importante

Los niños ansiosos saben que sus preocupaciones son importantes. Sus preocupaciones pueden tener un impacto negativo en las relaciones con los compañeros, las relaciones familiares o los logros escolares. Prueba esto en su lugar: Veo que te sientes muy preocupado por ello. Respiremos profundamente juntos.

  • Todo saldrá bien.

Cualquiera que haya experimentado alguna vez una ansiedad excesiva o un ataque de pánico sabe que “bueno” no es algo que resuene con una mente ansiosa. Cuando la mente ansiosa de un niño corre, no siente nada de “bueno”. Tranquiliza a su hijo con esta frase: Estoy aquí para ayudarte.

Cómo padres, la mejor manera de ayudar a tu hijo a disminuir su ansiedad es entendiendo cómo se siente y mostrándole apoyo

  • No hay nada que temer.

Los niños con ansiedad tienen mucho que temer: Juicio, rechazo de amigos o fracaso. No se puede erradicar el miedo con una simple frase. Como padre, puedes ayudar a aliviar los temores abriendo la puerta a una conversación: hablemos de ello juntos.

  • Yo lo haré por ti.no debes decir estas frases si tu hijo tiene ansiedad infantil

Los niños ansiosos quieren enfrentar sus preocupaciones y ser más independientes, pero los pensamientos ansiosos a menudo se interponen en su camino. Esto puede poner a los padres en el camino de “arreglar” y “hacer” por ellos. Sin embargo, esto no ayuda al niño a desarrollar habilidades de afrontamiento. Puedes usar esta frase positiva para ayudar a su hijo en un momento de ansiedad: Sé que estás nervioso, pero sé que puedes. Estoy aquí para apoyarte.

  • Deja de pensar en ello.

A tu hijo le gustaría dejar de tener ese tipo de pensamientos. El problema es que es muy difícil interrumpir el ciclo del pensamiento ansioso sin el apoyo adecuado. Prueba esto: ¡hablemos con el cerebro preocupado diciéndole cosas positivas!

Trates de hacer las cosas por tu hijo cuando se siente ansioso, sólo aumentará su sensación de bloqueo y frustración

  • Todo está en tu cabeza.

El miedo es una enfermedad basada en el cerebro, pero si lo rechazas de esa manera, avergüenzas al niño ansioso y aumentas la culpa. Usa esta frase útil en su lugar: Suena como si su cerebro preocupado estuviera muy ruidoso en este momento, demos un paseo juntos y calmemos el cerebro preocupado.

  • Date prisa

Los niños ansiosos tienden a moverse a paso de caracol. Mientras que algunos están atrapados en la trampa del perfeccionismo, otros están cargados con sentimientos de arrepentimiento al tomar decisiones. Decirles que se apresuren sólo aumenta el sentimiento de culpa e impotencia. Haz una pregunta simple para que tu hijo pueda moverse: ¿Cómo puedo ayudarte?

  • No sé qué necesitas.

Criar a un niño ansioso es muy difícil y a menudo agotador. Pero su hijo necesita que mantengas la calma y la esperanza ante el miedo. Si expresas desesperanza, el miedo de tu hijo aumentará. Pruebe esta frase: Encontremos maneras de calmar nuestras mentes ahora.las mejores maneras de ayudar a tu hijo con ansiedad

¡Todo lo que tienes que hacer es dormir!

Una de las partes difíciles del miedo infantil es que dificulta la entrada. Una mente preocupada tiende a correr en la noche cuando la actividad del día finalmente se ralentiza. Esto no es culpa de tu hijo, aunque a veces puede que se trata de problemas de conducta infantil.

Prueba esto: Hagamos juntos un ejercicio de meditación antes de acostarnos para que podamos relajarnos mientras dormimos.

El miedo o inseguridad provoca muchas sensaciones y situaciones negativas posibles para los niños en su vida diaria

Busca ayuda externa para darle a su hijo las herramientas que necesita para aprender a sobrellevar la situación, y haga todo lo posible para responder con empatía y compasión cuando él o ella acuda a ti con sus preocupaciones.

Puede ser muy difícil ver a un niño luchar con la ansiedad, pero el objetivo del padre o la madre es ayudar al niño a aprender a tolerar y a hacer frente a los sentimientos, no tratar de eliminar todos los posibles desencadenantes de la ansiedad de la vida del niño.

Si bien un padre o una madre no debe intentar “arreglar” la ansiedad, los niños sí toman las señales de sus padres. La forma en que respondes a sus pensamientos y comportamientos ansiosos puede prepararlos para enfrentar exitosamente la situación o el aumento de la ansiedad.

Si tu hijo experimenta ansiedad y no sabes como ayudarle, ponte en contacto conmigo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *