¿Problemas de conducta infantil en tu hijo? Aprende a manejar el mal comportamiento infantil con estos 8 consejos.

A veces resulta muy complicado saber cómo manejar los problemas de comportamiento de los más pequeños y conseguir modificarlos. Pero, ¿sabes identificar cuando se trata de un problema de comportamiento y por qué se originó?

Principales problemas de conducta infantil:

Como psicóloga infantillo primero que digo a los padres es que es muy importante saber distinguir cuando se trata de un problema de conducta del niño o cuando su conducta viene causada por la situación que vive o por otros problemas externos. Es posible que hayas intentado modificar este tipo conductas negativas mediante castigos o reproches hacia el niño, lo cual en la mayoría de los casos sólo consigue aumentar esos problemas y generar en los padres falta de paciencia y frustración. 

Trastorno negativista desafiante (o Trastorno de oposición desafiante)

Se produce cuando el niño muestra un mal comportamiento de forma habitual y suele comenzar antes de los ocho años, siendo más común en el sexo masculino.

Los niños que presentan estos problemas de conducta suelen mostrar comportamientos como los siguientes:

  1. Muestran una actitud desafiante y hostil hacia los demás, tanto familiares como  conocidos o profesores. 
  2. Suelen estar enfadados y pierden los nervios con facilidad.
  3. Se niegan a cumplir las normas y tienden a discutir con facilidad. 
  4. Molestan a los demás de forma intencionada y culpan a los demás de sus errores.

Cuando los niños presentan problemas de comportamientoTrastorno de la conducta infantil: 

Aparece cuando el niño muestra un patrón de comportamiento continuo  agresivo hacia los demás, incumpliendo las normas que se le ponen en todos los ámbitos de su vida.

Los niños que presentan un trastorno de conducta en la infancia suelen presentar los siguientes comportamientos negativos:

  1. Mostrarse agresivo provocando daño en los demás de forma intencionada, tanto con otros niños como con animales.
  2. Incumplir normas y reglas que se le imponen, como escaparse de casa o faltar al colegio sin consentimiento. 
  3. Pueden llegar a mentir o robar a otras personas con el fin de causar daño. 

Causas de los problemas de conducta infantiles: 

Es normal que a veces los niños ‘’se porten mal´´, pero en ocasiones este mal comportamiento se convierte en la forma habitual de actuar de los niños y los padres no son capaces de cambiarlo.

Para ello, es muy importante que conozcas las causas principales por las que vienen provocadas esas conductas negativas:

  1. Necesidades básicas o problemas médicos: A los niños les resulta muy complicado permanecer en el mismo sitio durante mucho tiempo ya que son activos por naturaleza y necesitan moverse. También puede influir en su conducta cualquier alteración en el sueño, como los miedos infantiles, o la alimentación, así como sentirse enfermos o con algún problema de salud puede dar lugar a que se muestran enfadados o irritables.
  2. Estilo educativo familiar, siendo éste poco saludable debido a una forma incorrecta de dar órdenes e instrucciones, errores en la comunicación o pautas incorrectas para poner límites a los hijos. Por ello es importante que esto se haga de forma adecuada si queremos conseguir que los niños se porten bien. 

Cómo mejorar la conducta infantil:Sigue estos consejos para mejorar la conducta de tu hijo

Permitirle explorar y conocer: los niños se encuentran en una etapa evolutiva en la que necesitan conocer y explorar todo lo que les rodea. Es importante que podamos darles la libertad y ayuda para explorar su alrededor y explicarles en ese momento lo que está permitido y no en cada situación.

  1. Analizar nuestra propia conducta: A veces los niños necesitan de nosotros mucha mayor atención y cuidado de lo que a veces podemos ofrecerles, y eso puede generar en ellos un mal comportamiento fruto de necesitar más atención. Por ello es importante analizar cómo está siendo nuestra conducta hacia ellos y si necesitan algo que no les estamos dando. 
  2. Controlar el ambiente que le rodea: Es fundamental que lo niños sientan que se encuentran en un ambiente de equilibrio y tranquilidad, ya que los cambios pueden alterarles mucho y provocar conductas negativas. 
  3. Recompensar el buen comportamiento: utilizar técnicas de refuerzo positivo, como dialogar con ellos en vez de castigarlos directamente, con las cuales premiamos las buenas conductas que presente el niño, es una de las mejores estrategias de modificación de conducta y por tanto de eliminación del mal comportamiento. 

Para llevarlo a cabo de forma adecuada, es importante establecer previamente con el niño la conducta que queremos modificar o eliminar (por ejemplo, no levantarse hasta terminar de cenar), y elegir el premio que va a recibir si lo cumple (puede ser una actividad que podáis realizar con él como ir al cine o a su restaurante favorito, o algo material como un juguete que quiera tener, aunque siempre son más recomendable los primeros. 

debes ser paciente y tolerante con el niño dado el cambio de conducta puede llevar tiempoEnseñar nuevas formas de comportarse más adecuadas: no sirve de nada corregir a un niño la conducta que hace mal si no le enseñamos nuevas y mejores formas de hacerlo. Es importante explicarle por qué esa conducta no es correcta y como puede cambiarla para que sea más adaptativa. 

  1. Valorar sus logros y hacérselo saber: los niños deben sentir que confiamos en ellos y que creemos que pueden lograr cambiar aquello que le pedimos. Es importante hacérselo ver mediante mensajes positivos como felicitaciones o palabras de ánimo. 
  2. Reducir la atención a los malos comportamientos: focalizar la atención en los malos comportamiento hará que sea más difícil que el niño perciba que puede conseguirlo. Es importante valorar los pequeños cambios positivos que realice y focalizar nuestra atención en ellos.
  3. Ser tolerantes y pacientes: la modificación de la conducta infantil es un proceso lento y no siempre fácil de conseguir. Por tanto, es fundamental que tengas paciencia antes los fallos que tu hijo pueda cometer en el proceso y toleres el esfuerzo que está haciendo para mejorar. 

En la terapia con niños con problemas de conducta, es fundamental la colaboración de los padres o cuidadores directos del niño para que la terapia resulte efectiva. Mediante la enseñanza de estrategias se consigue favorecer una correcta comunicación con sus hijos, y una forma adecuada de poner límites para establecer las normas y que los niños las cumplan de manera adecuada. 

Además, también es importante que los profesores sepan cómo intervenir ante estos problemas de conducta infantil en el aula, para que puedan ayudar al niño en el ámbito de la escuela y así evitar otros problemas asociados al mal comportamiento como los trastornos de aprendizaje, o de autoestima infantil.

Si te sientes identificada con lo que acabas de leer, contactame, podemos solucionarlo juntas

Sígueme en redes sociales

Pide cita ahora

María Marcos Fernández - Doctoralia.es

🏠 Carretera de Canillas, 138

1ª planta, local 20c

28043 – Madrid

🏠 C/ Santa Engracia, 25

Bajo derecha

28010 – Madrid