¿En qué consiste la terapia familiar sistémica?

La terapia familiar sistémica es una de las principales corrientes dentro de la terapia familiar y una de las más utilizadas para resolver conflictos familiares.

A diferencia de otros enfoques en terapia familiar, la terapia sistémica tiene unas características propias:

  • Se concibe a la familia como un sistema, un conjunto de elementos que debido a su interacción conforman diferentes elementos y características.
  • Todos los componentes del sistema se influyen entre sí, por lo que no se puede entender el comportamiento o situación de cada miembro de la familia de forma aislada sin tener en cuenta al resto.

Mediante este modelo de terapia de familia, se entiende la familia como un todo donde las acciones de todos sus miembros (padres, hijos, hermanos, etc) se influyen entre sí.

 

El trabajo del terapeuta familiar en este modelo es entender y modificar las dinámicas de las relaciones familiares

 

Desde este modelo lo que se pretende es modificar las relaciones que existen entre las personas de la familia, y no la modificación de la conducta problema como tal. Esto genera una mejora en las dinámicas familiares y se potencian los puntos positivos que hay entre ellos.la familia debe actuar como un sistema

Conceptos que se trabajan en terapia familiar sistémica

  • Estilos o patrones de comunicación que existen en la familia: cuando la forma de relacionarse que tienen no es del todo adecuada, se consideran patrones disfuncionales que generan problemas psicológicos y de salud.
  • Modificación o asignación de roles adecuados: existen distintos roles dentro de una familia como madre, padre, hijo…pero en ocasiones hay confusión entre ellos lo cual genera muchas dificultades en la correcta dinámica familiar.
  • Estructura familiar y límites: se trata de la función de cada miembros y las reglas establecidas en el funcionamiento familiar.
  • Negociación de conflictos y relaciones de poder: es la forma de resolver los conflictos y las alianzas y coaliciones que existen entre los miembros.

La familia como sistema

Según la terapia familiar sistémica, en el sistema formado por la familia existen una serie de propiedades a tener en cuenta:

  • Causalidad circular: la conducta y acciones de cada miembro de la familia influyen y tiene repercusiones en el resto de personas de la familia.
  • Totalidad: existen unas consecuencias debido a la interacción de todo el sistema familiar y no solo teniendo en cuenta las características de cada uno de los miembros.
  • Equifinalidad: dos personas pueden sentir lo mismo o llegar a las mismas conductas (ej: mal comportamiento en hijos) desde diferentes vías.
  • Homeostasis: consiste en la tendencia a encontrar el equilibrio, por lo que es necesario un cambio en todo el sistema para que no se vuelva al estado negativo previo.

¿En qué problemas se puede aplicar la terapia sistémica?

tecnicas para superar problemas en familia con terapia sistémica familiar
La terapia familiar sistémica entiende la salud emocional de cada miembro de la familiar como resultado de la forma de relacionarse entre ellos. Por tanto, este tipo de psicoterapia trata de modificar y facilitar el cambio en esa forma de relacionarse disfuncional.

Los problemas más comunes que se pueden trabajar con un psicólogo familiar son:

  • Separación o divorcio de los padres.
  • Enfermedad física o mental en alguno de los miembros de la familia.
  • Fallecimiento de un ser querido y su proceso de duelo en la familia.
  • Conflictos de padres con hijos y dificultad para resolverlos.
  • TDAH o otros problemas psicológicos en los hijos como ansiedad, trastornos alimenticios o problemas de conducta.

 

El enfoque sistémico ayuda a las personas que forman una familia a saber como relacionarse mejor entre ellos y entender la causa del conflicto

 

Además, mediante el proceso terapéutico, es posible entender mejor cómo funciona la familia, y aprender también a desarrollar habilidades de comunicación y de resolución de conflictos.

Cómo se realiza la terapia familiar sistémica y qué técnicas se utilizan

la terapia familiar sistemica ayuda a superar muchas dificultades
La sesiones de terapia sistémica se llevan a cabo con dos o más miembros de la familia, en función de quienes tengan el conflicto o problema a resolver.
En las primeras sesiones se realiza una evaluación para conocer en profundidad el funcionamiento familiar, dinámicas y modo de resolver conflictos.
Se establecen unos objetivos en base a los cuales se trabajarán los diferentes aspectos a mejorar y los cambios que deben realizarse.

Existen una gran variedad de técnicas y procedimientos que se puede utilizar en este tipo de ayuda psicológica. La principales técnicas utilizadas en este enfoque son:

  • Preguntas circulares: se utiliza este tipo de preguntas cuando existe un conflicto entre varios familiares, y cada uno tiene su pensamiento y sentimiento respecto al conflicto. Mediante este tipo de preguntas, deben reflexionar y tratar de entender los demás puntos de vista y opiniones, para así fomentar la empatía y comprensión entre ellos.
  • Constelaciones familiares: es una manera de representar, mediante dibujos o diferentes objetos, como son las relaciones entre ellos. De esta forma, se puede observar como son las dinámicas de la familia y los roles que existen.
    También se analizan como son los límites que regulan los subsistemas.
  • Reformulación positiva: consiste en modificar la etiqueta negativa del problema o miembro que tiene el problema, para entender por qué se está produciendo. Por ejemplo, un hijo con constantes llamadas de atención mediante problemas de conducta, quizá está demandando más atención o cariño por parte de sus padres, lo que ayudará a redefinir la situación y eliminar la etiqueta de hijo desobediente.

La terapia familiar puede tener una duración mayor que la terapia normal, de hasta 90 minutos, dependiendo de los miembros que intervengan en la sesión.

Si existen problemas en uno o varios miembros de la familia y no sabéis cómo resolverlos, ponte en contacto conmigo