Cuando ir al psicólogo

Ir al psicólogo es un proceso que puede costar comenzar, pero es muy beneficioso para tu salud mental

Si estas leyendo esto es porque muy probablemente lleves una temporada encontrándote mal psicológicamente pero no te decides a acudir a un psicólogo, ya sea por vergüenza o porque no tienes muy claro en que consiste la terapia psicológica. Además, tampoco sabes cual elegir entre tanta oferta. No te preocupes, todo esto es normal entre las personas que deciden ir a un psicólogo por primera vez.

A pesar de que estamos en el siglo XXI seguimos tratando el ir a terapia como un tabú debida a la desinformación que hay respecto al tema y las connotaciones negativas que arrastra el ir al psicólogo del pasado. Es una lástima debido a que un buen tratamiento por parte de un psicólogo cualificado está demostrado que ayuda a muchas personas que tienen problemas emocionales a resolverlos y supone un punto de partida en sus vidas.

Si quieres saber todas las señales de que necesitas ayuda de un profesional, no dejes de leer mi artículo sobre señales que desvelan que necesitas ayuda psicológica.

Como ya hemos dicho muchas personas tienen dudas de cuando deben ir al psicólogo, debido al tono personal de la pregunta, por eso te voy a dar algunas pistas claves de cuando debes buscar ayuda de un psicólogo.

En muchas ocasiones, nos encontramos con que son otros los que nos dan la voz de alarma y nos recomiendan ir a un psicólogo. Pero es vital que sea la propia persona quien decida por si misma el querer ir al psicólogo, debido a que sólo esa persona puede recoger el malestar que está sintiendo interiormente. Si no sabes reconocer las señales puedes leer este artículo que escribí hablando de las señales para pedir ayuda psicológica.

La sociedad Española de Psicología Clínica aconseja que se debe ir al psicólogo cuando se tienen problemas que nos impiden realizar una vida normal o que nos conllevan sufrimiento, por lo que la imagen de que solamente se necesita un ir al psicólogo cuando sufrimos no es del todo correcta, también se acude al psicólogo para crecer o saber solucionar los problemas que nos presenta la vida de mejor manera.

Siempre que te encuentres en una situación que te genere malestar o no sepas cómo gestionar e interfiera en tu vida diaria, buscar ayuda de un profesional puede darte una nueva visión del problema, sentir que no estás solo para resolverlo y que con su ayuda es posible cambiar algunos aspectos para poder superarlo.

ir al psicólogo puede ayudarte

A veces podemos intentar solucionar el problema de muchas maneras, pidiendo consejo a amigos o familiares o leyendo maneras de resolverlo, pero es posible que sea necesario acudir a un profesional que pueda guiarte a resolver tus problemas.

Hay diversas situaciones por los que una persona se puede plantear ir al psicólogo por primera vez, aquí te dejo la descripción de los motivos más comunes por los que la gente visita mi consulta de psicología en Hortaleza Madrid.

1.      Atraviesas una crisis personal

A todos, la vida nos presenta situaciones difíciles que pueden desbordar lo que sentimos y son más o menos difíciles de afrontar dependiendo de cada persona. Las crisis personales pueden estar ocasionadas por diversos desencadenantes como pueden ser: crisis laborales, separaciones sentimentales, fallecimiento de un ser querido o una crisis con un amigo, familiar o pareja. Esto se acentúa en caso de haber estado involucrados en situaciones que se denominan de gran impacto emocional como puede ser: accidentes, desastres naturales o malos tratos.

Cuando estamos atravesando crisis personales es muy normal que tengamos las emociones a flor de piel y que sea muy fácil que estas se desborden causándonos sensación de pérdida de control. En estas situaciones la ayuda de un profesional de la salud mental es bastante recomendable para que puedas recuperar la estabilidad en tu vida y sobre todo poder llegar a reparar el daño emocional.

Hay personas que “se esconden” durante las situaciones adversas, por lo que no reaccionan ante ellas dado que buscan distracciones para minimizar o eliminar toda sensación de dolor o mal estar. Este tipo de personas suelen acudir a terapia una vez el problema ha pasado debido a las secuelas que les deja como puede ser el aislamiento, la ansiedad o el estrés.

2.      Problemas en el día a día

Cuando no logras sentirte bien de manera constante y sufres de malestar emocional día tras día es hora de plantearse ir al psicólogo. Debes ir al psicólogo porque las emociones son parte fundamental de nuestra vida que nos ayudan a procesar, decidir y bloquear situaciones de nuestra vida, pero si no son manejados de manera correcta, nuestros sentimientos pueden convertirse en una carga en nuestros días.

El bloqueo de las emociones lleva a sentirnos, vacíos, apáticos y con desánimo por lo que no podemos disfrutar de las situaciones que nos rodean y sentimos que las ganas que tenemos de vivir ya no son las que teníamos antes.

Los bloqueos de emociones también traen miedos irracionales, una irascibilidad constante y cambios de humor que no pueden ser controlados por lo que es fácil que no sintamos como en una montaña rusa de emociones.

3.      Pensamientos negativos

Hay veces que los pensamientos negativos nos diezman por dentro por lo que no podemos seguir adelante. Si esto pasa es el mejor momento para plantearse si de verdad se necesita ir al psicólogo. Cuando comenzamos a mantener conversaciones con nosotros mismos con ideas o mensajes críticos respecto a nosotros mismos o a actitudes que presentan las personas a nuestro alrededor, por ejemplo “soy infeliz, soy irritante”, es que algo no funciona correctamente.

El tener pensamientos negativos se suele acompañar con estar en todo momento dándole vueltas a las situaciones que hemos vivido o planeando las que vamos a vivir desde lo más simple a lo más complejo, y a medida que aumenta la complejidad también lo hace la ansiedad a tomar cada decisión. Dichas obsesiones son un síntoma limitante en nuestras vidas pues no nos dejan avanzar y estar a gusto con nosotros mismos.

Todo esto puede llegar a crear limitaciones en el presente, “no puedo…” y hacer que se limite lo que se hace por miedo a fallar. También puede llevar a que se viva en un pasado, echando de menos algo que se tuvo o obsesionado con un futuro que no se sabe si puede llegar.

4.      No consigues tus metas

Uno de los motivos más corrientes a la hora de acudir al psicólogo es que la persona no alcanza las metas que se propone debido a que no tiene unos hábitos o pautas saludables que le ayuden a conseguir sus objetivos o directamente no son capaces de seguir intentándolo debido al fracaso.

Este tipo de paciente por mucho que racionaliza su comportamiento y es consciente de sus errores no es capaz de superarlos al no dispones de la suficiente fuerza de voluntad. Pero lo que nos solemos encontrar es que debajo de los bloqueos que no le dejan continuar o alcanzar su objetivo hay problemas más profundos que son los necesarios de identificar y tratar.

Cuando no se consiguen las metas debido a que se está sometido a un estrés demasiado fuerte y no se es capaz de pensar con claridad y esto conduce a la toma errónea de decisiones, ir al psicólogo te ayudara a recibir las pautas necesarias para saber manejar todas las situaciones de la mejor manera y no encontrarte con el bloqueo.

5.      Tienes inseguridades

Los problemas derivados de la baja autoestima son muy frecuentes actualmente y es una de las principales causas para acudir al psicólogo. Debido a los tiempos que corren, las personas crean inseguridades sobre si mismas debido a las redes sociales y lo que ven en ellas.

Otra circunstancia donde se presentan las inseguridades es a la hora de decir NO, muchas personas tienen problemas a la hora de expresar su negativa hacia un tema por miedo a no complacer a las otras personas al hacer o decir lo que les apetece en realizar.

Cuando estas situaciones se repiten de manera constante, indican que existe un problema de inseguridades y es momento recibir ayuda terapéutica de un profesional de la salud.

si estas deprimida ir al psicólogo ayuda

6.      El trabajo no va bien

Muchas veces nos encontramos con que los problemas en el entorno laboral son un motivo asiduo para acudir a consulta en psicología. Muchas veces el trabajo es motivo de bienestar pues nos ayuda a relacionarnos con personas de fuera de nuestro entorno social, también puede llegar a suponer un problema psicológico.

Muchas veces las relaciones con los jefes o los compañeros nos generan unos sentimientos y emociones como miedo o frustraciones que no sabemos manejar de manera natural. Otras son los problemas de organización o conciliación de la vida laboral y la familiar son fuentes de estrés que pueden hacer que uno termine agotado psicológicamente. También como psicólogos nos encontramos casos más graves como pueden ser acoso laboral o amenazas de despido.

Además, existe el perfil de aquel que siente que no tiene capacidades suficientes como para afrontar las tareas diarias

Tengas el problema que tengas en el gabinete psicológico de María Marcos podemos tratar cualquier problema causado por temas laborales.

7.      Tus relaciones fallan

Los problemas sociales acompañan a muchas personas en su día a día. Tienen problemas en alguna relación como puede ser con su pareja, sus amigos, o compañeros de trabajo. Esto es un problema que se trata muy frecuentemente en consulta.

Otras personas sienten que no pueden estar en contacto con mucha gente o les agobia el tener que expresarse en público, por lo que tienden a apartarse y sentir miedos o paranoias que no les dejan mostrarse tal y como son.

8.      Soledad

Es bastante corriente que aquellas personas que están solas y no es por elección propia atraviesan por un fuerte sufrimiento. Todo el mundo ha escuchado la frase “solo no se esta mal” esto no es del todo cierto debido a que el ser humano necesita de otras personas a su alrededor para sentirse completado, debido a la búsqueda de compañía y apoyo. Por lo que la ausencia de contacto se denomina sentimiento de soledad.

Existen dos vertientes de soledad, aquella que experimentan las personas que viven solos o son viudos debido a la tristeza e inseguridad que les crea el vivir solo, por el contrario, la otra vertiente es en la que el ser humano se siente solo aun rodeado de gente debido a que se sienten aislados, incomprendidos o diferentes a los demás.

También hay personas que tienen miedo a quedarse solos por lo continúan en relaciones en las que no se sienten del todo cómodos y debido a eso no están a gusto consigo mismos. Sea cual sean las causas de tu miedo a la soledad es recomendable revisarlas con un psicólogo para que te pueda ayudar a avanzar en la vida.

9.      Problemas familiares

Los problemas dentro del núcleo familiar pueden llevar al punto de no sentirse a gusto con uno mismo debido a que es donde más tiempo se pasa normalmente y esto nos perjudica para poder seguir. Ir al psicólogo cuando tenemos problemas en casa nos ayudara a poner las cosas en orden y a saber manejar todas las situaciones problemáticas que vivamos en casa.

10.  Sufres de estrés

Nuestro cuerpo es sabio y nos habla cuando estamos pasando por una mala época, por lo que cuando sufrimos estrés o malestar nuestro cuerpo nos envia mensajes. Muchos pacientes, una vez descartadas las dolencias por causas medicas deciden visitar a un psicólogo para que se les ayude a controlar estas sensaciones que provocan sufrimiento en el cuerpo.

11.  Tienes algún trastorno psicológico

Si padeces trastornos psicológicos graves, por supuesto es recomendable que acudas de manera recurrente a un terapeuta para que puedas ir monitorizando tus cambios y recibiendo ayuda de manera constante. Las enfermedades mentales que tienen mayor incisión entre la población española son la depresión, las fobias y la ansiedad, pero si tu sufres de alguna patología más severa como puede ser TOC, o trastorno límite de la personalidad, dichas enfermedades necesitan ser tratadas por especialistas de la psicología.

12.  Has vivido situaciones traumáticas con anterioridad

Cuando ya se ha experimentado situaciones traumáticas con anterioridad es muy probable que se necesite ir al psicólogo para poder hacer frente y resolver las secuelas y traumas que dejará dicho hecho en concreto. Situaciones como abandono durante la infancia, violencia, maltrato o acoso dejan marca en las personas que tiene una influencia en su vida.

Si has sentido o sientes alguna de estas señales, no dudes en acudir al psicoterapeuta debido a que vas a salir muy beneficiado y reforzado del proceso de terapia con un profesional de la salud mental. A medida que vayan pasando las sesiones, cada vez lograras sentirte mejor, dejando atrás tus problemas y afrontando la vida de manera diferente debido a la ayuda de tu terapeuta.

La terapia psicológica tiene muchos beneficios como ya hemos hablado en el post beneficios de ir a terapia psicológica, debido a que nos enseña a poder afrontar de mejor manera las dificultades y una mejor adaptación al medio. Por lo que debemos normalizar ir al psicólogo debido a sus múltiples beneficios.

Si necesitas ir al psicólogo no dudes en

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *